Los pacientes con COVID-19 sufren daño pulmonar y cardíaco a largo plazo

coronavirus