Por qué el Reino Unido vacuna tres veces más rápido que España

Por qué el Reino Unido vacuna tres veces más rápido que España