La presencia policial reduce las aglomeraciones en Barcelona esta noche, que se salda con 9.000 desalojados