Primera parada de los Reyes Magos: en un polideportivo, con mascarilla y a cuentagotas