La desaparición de los piojos, el lado bueno que nos ha dejado el coronavirus

Los problemas con los piojos, el efecto colateral positivo que ha traído el coronavirus