Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

La quinta ola ya llega a los hospitales, que triplican camas para covid en tres semanas

  • La ocupación de camas UCI ha pasado del 6% del total al 12%

  • Los expertos advierten de que los ingresos seguirán subiendo durante unos diez días

Es la dinámica habitual en lo que llevamos de pandemia: crecen los contagios, a los 10 días suben las hospitalizaciones y una semana después, comienza el incremento en las unidades de cuidados intensivos. Y la dinámica se empieza a cumplir también en esta quinta oleada de covid. Es cierto que los que ingresan son más leves, más jóvenes, ocupan durante menos tiempo las camas de las plantas, e incluso las de las UCI. Y hay menos muertes. Pero la ocupación hospitalaria se ha triplicado desde el uno de julio, y la de camas de intensivos se han duplicado.

Ricard Ferrer, Jefe del servicio Medicina Intensiva del Hospital Vall d'Hebron, de Barcelona, cuenta que en Cataluña "tenemos desde hace días un incremento de ingresos en UCI: 30-40 o incluso algún día 50 al día. No hay salidas así que son pacientes que se suman y hemos vuelto a tener que destinar profesionales de otra enfermedades". En Cataluña sufren 8.000 infecciones diarias, que a las semanas se traducen en esos cuarenta ingresos diarios en UCI.

El jefe de la UCI del hospital Vall D'Hebrón advierte que "nadie debe creerse inmune: tenemos en la UCI a nueve mujeres jóvenes embarazadas"

"Hay pacientes jóvenes, pero también gente de 60 años que estaba esperando su segunda dosis de AstraZeneca y no se ha visto protegida por la vacunación ante la variante delta", alerta el jefe de las UCI del hospital catalán. Ferrer advierte que nadie debe creerse inmune, porque "ayer tuvimos que intubar a dos personas de 30 años en Urgencias, no llegaron ni a la UCI, y tenemos a 9 gestantes críticas en la UCI de este hospital".

Los datos, lejanos de los de la primera y la tercera ola, empiezan sin embargo a tensionar la asistencia en los hospitales:

  • El informe epidemiológico del ministerio de Sanidad refleja que cuando la quinta ola empezó a crecer en vertical, el uno de julio, había en España 2.357 pacientes ingresados con covid-19. Otros 584 estaban en camas de UCI, de las cuales ocupaban un 6,38%. En esa fecha ingresaban diariamente menos de 300 pacientes con covid en hospitales españoles. En concreto el 1 de julio ingresaron 282. Además, había más altas que ingresos: 345 personas recuperadas se fueron a casa.
  • Solamente 20 días después, el 20 de julio, había 6.856 personas en los hospitales con covid. 1.116 están en una cama de cuidados intensivos, ocupando un 12,23% del total de estas plazas. Este martes 20 de julio han ingresado en hospitales españoles 1.286 personas. Es decir, mil más que hace tres semanas.

Es decir, que en 20 días hay casi el triple de pacientes con covid ingresados en plantas de los hospitales españoles, y casi el doble en UCI.

"Es la tónica general, hay un decalaje entre contagios y hospitalizaciones, independientemente de la franja de edad de la que hablemos. La incidencia ha sido tan alta que cualquier contacto ha llegado a contagiar a pesonas que estaban incluso vacunadas, o vacunadas con una dosis", explica Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología y Jefe del Servicio de Inmunología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander). Entre ellos y los ingresos de jóvenes, la situación, en pleno verano con vacaciones de los equipos de los hospitales, ha obligado a derivar personal de otras patologías para atender el pico de covid. Lo que, a su vez, implica retrasos en la atención a otras enfermedades. Los profesionales se temen lo peor, ysa que en la mayoría de comunidades autónomas aún no se ha alcanzado el pico de contagios, así que la presión hospitalaria podría subir