Recorremos el barrio de Gracia, epicentro de las aglomeraciones juveniles en Barcelona