Rosa sopla sus cien velas en el balcón: “Quería pasar desapercibida y resulta que revolucioné el barrio”