Ruidos, golpes, música alta: el confinamiento dispara las quejas vecinales

Ruidos, golpes, música alta: el confinamiento dispara las quejas vecinales