Seis pacientes a la misma hora y 54 en una tarde, la agenda imposible de un médico de atención primaria

Seis pacientes a la misma hora y 54 en una tarde, la agenda imposible de un médico de atención primaria