Los servicios de inteligencia de EE.UU. descartan que el coronavirus fuera diseñado como arma biológica

Los servicios de inteligencia de EE.UU. descartan que el coronavirus fuera diseñado como arma biológica