Una técnica de fisioterapia en la UCI, con pacientes sedados e intubados, consigue agilizar su recuperación