Chalecos de colores y grupos de quince temporeros: las medidas anticoronavirus marcan la recogida de la manzana