El brik de leche: la solución para fabricar una mascarilla barata, segura y reutilizable