Tomar la temperatura, lavar las manos o guardar las distancias son los nuevos 'juegos' en los campamentos de verano