Las lágrimas de una trabajadora del hotel de Tenerife: “Hacemos un esfuerzo sobrehumano”