La verdad sin tapujos de los sanitarios estadounidenses: "Puedo describir el morado grisáceo de tu cuerpo cuando se asfixia"