Los sanitarios de la Vall d'Hebrón: “Somos profesionales, tenemos vocación, pero no somos suicidas"