El aplauso de los ancianos y auxiliares desde la ventana de un centro de mayores a sus familiares