150 miembros de la 'Familia Arcoiris' acampan en La Rioja entre la curiosidad vecinal y el peligro de desalojo