Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Dos muertos tras registrarse una explosión en una planta de biodiesel de Calahorra, en La Rioja

  • Se ha originado en un depósito en el que había cuatro tanques

  • La Guardia Civil ha acordonado el polígono mientras los bomberos extinguen las llamas

  • A escasos metros había 250 niños que estaban de excursión y que, según Delegación de Gobierno, están bien

Dos personas han muerto tras producirse una explosión en una planta de biodiesel de Calahorra situada en la zona de 'El Recuenco', cerca del parque temático de la naturaleza 'Tierra Rapaz'.

Según ha confirmado la Delegación de Gobierno, los servicios de emergencias del 112 han recibido el primer aviso sobre las 12,45 horas. Varias personas han llamado después pidiendo auxilio y rápidamente se han movilizado Guardia Civil, bomberos y sanitarios.

Según ha explicado el jefe de Sección de Protección Civil de La Rioja, José Fermín Galilea, las víctimas se encontraban trabajando en el lugar donde se ha originado la deflagración. "Se trata de una zona en la que hay cuatro depósitos de unos 400 metros cúbicos cada uno. Dos de ellos contenían biodiésel ya terminado y los otros dos, aceite crudo para el proceso industrial. Uno de ellos ha explotado, afectando al resto, que han tenido fisuras y fugas. La intervención se está centrando en extinguir las llamas pero además en contener la fuga del producto, ya que cerca hay otros dos depósitos, uno con metanol y otro conmetilato, que sí tienen características de explosividad. Por eso estamos controlando la radiación térmica con monitores fijos que están refrigerando la zona", ha señalado.

25 trabajadores que había en los alrededores han tenido que ser desalojados, aunque no han sufrido daños. La alcaldesa de la localidad, Elena Garrido, ha trasmitido el pésame a las familias de los fallecidos y ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los vecinos de la localidad y de los municipios aledaños ya que no supone ningún peligro porque el viento sopla con rachas de entre 40 y 50 kilómetros por hora y está disipando la gran humareda. Han establecido un perímetro de seguridad de un radio de un kilómetro.

A escasos metros de la planta había una excursión con 250 niños que han tenido que ser trasladados en autobuses a otra zona fuera de peligro y que según el Delegado del Gobierno se encuentran bien. También se ha desalojado un polígono industrial cercano en el que se encuentra un centro de personas con discapacidad motriz y el corte de la vía férrea Castejón-Bilbao. La zona queda acordonada por los efectivos de la guardia civil disponibles de las diferentes especialidades. Los bomberos están realizando las labores de control y extinción del fuego.