Inquietud entre los vecinos de Huesca ante el fugitivo francés armado que mató a su exmujer y a su nueva pareja

Cédric Tauleyne