Aglomeraciones de jóvenes en el centro de Granada mientras los contagios continúan disparados