Un manto de anchoas varadas cubre la costa vizcaina de Uribe