Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer, brinda por un 2020 con la eutanasia legalizada