El atraco más torpe en una panadería de Sevilla: tirón a la caja registradora, tropiezo y huida a cara descubierta