Las palabras con las que el piloto de Air Canada tranquilizó a los pasajeros