Un bilbaíno practica windsurf en la explanada del estadio de San Mamés para sorpresa de los viandantes