Un británico de 30 años muere tras caer desde 150 metros en unos acantilados en Ibiza

Un británico de 30 años muere tras caer desde 150 metros en unos acantilados en Ibiza