Cae una red que hacía pasar a mujeres sin papeles por agresiones públicas para obtener la residencia