Las cámaras de vigilancia captan cómo los ladrones marcan los pisos para entrar a robar