El caso de la desaparición de Gabby Petito tras un viaje con su novio tiene en vilo a Estados Unidos