Circula borracha un kilómetro por las vías del metro de Málaga hasta reventar las ruedas