Cazado a 100 kilómetros por hora en un patinete eléctrico por una carretera de Granada