Miles de personas se manifiestan en distintas ciudades españolas ante los últimos casos de violencia machista