Confiesa haber matado a su inquilina con una barra de hierro en Zafra porque no estaba de acuerdo con el precio del alquiler