El momento en el que la Policía descubre una banda de explotación de inmigrantes