La defensa de Igor el Ruso alega que sufre "neurosis de guerra", pero el fiscal describe un crimen "frío y preparado"