Desalojan a 60 personas que celebraban una misa en 50 metros cuadrados en una iglesia ortodoxa de Alicante