Desarticulada una trama que ha dado la nacionalidad española a 36 recién nacidos de mujeres extranjeras