El desprendimiento de una cornisa obliga a cerrar la administración de lotería de Doña Manolita