La pareja de la mujer encontrada en un contenedor de Moraira confiesa haberla degollado