El detenido por matar a Marta Calvo, ante el juez entre gritos e insultos