El detenido por la muerte de Marta Calvo vuelve al lugar del crimen