Un padre y su hijo encuentran un cadáver dentro de un dinosaurio decorativo en Barcelona