Una persecución de película acaba con tres detenidos por robar móviles en Zaragoza