Los exjugadores de la Arandina, tras la sentencia: "No somos violadores, somos unos pardillos"