Denuncian maltrato de galgos sin agua potable y viviendo entre cadáveres en una finca de Almería