La Guardia Civil alerta de la nueva arma de los narcos en las persecuciones: un extintor a modo de cañón