La Guardia Civil irrumpe en la grabación de una serie al confundirla con el atraco a un ayuntamiento de Valencia